Skip to content

Metrovivienda se renueva, vuelve a su misión inicial.

Quisiera compartir esta entrevista hecha a un antiguo colaborador de este blog.

En lo personal me alegra que Metrovivienda vuelva a su misión inicial, es una lástima las oportunidades perdidas por el cambio de enfoque de las anteriores administraciones. Como lo muestra el ejemplo de La Hoja que ya habíamos comentado en este blog (https://romulotorrado.wordpress.com/2013/05/28/la-politica-de-vivienda-de-interes-social-de-gustavo-petro-alcalde-de-bogota-d-c-a-quien-beneficia/), junto con otros temás que toca la entrevista (https://renovacionurbana.wordpress.com/2014/11/10/la-propuesta-de-construir-viviendas-de-interes-social-prioritario-del-alcalde-petro-muestra-una-aparente-falta-de-planeacion-patrimonial-que-genera-un-detrimento-patrimonial-que-afecta-a-todos-los-b/). Vale anotar que los costos que habla el entrevistado sobre el lote de La Hoja, entiendo son superiores, ya que no incluyen la adquisición del lote, que era del Distrito, por lo que entiendo al inclurilos pueden ser más del doble a los que ha reconocido tanto la anterior administración y comenta el entrevistado.

Lástima el poco presupuesto que dejó la administración anterior para una entidad tan importante este año, lo que demuestra una incongruencia entre el discurso y las prioridades de la anterior administración, que no pudo atacar el problema del deficit de vivienda en la ciudad, ni cumplir con sus metas.

Mis mejores deseos a Wilben Palacios en la importante labor para la ciudad y el país que tiene que desarrollar.
 

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16521628: “Metrovivienda se renueva y será banco de suelos para vivienda masiva

Nuevo gerente busca construir 80.000 unidades para todo tipo de población.

Por:  BOGOTÁ

26 de febrero de 2016

Metrovivienda se renueva y será banco de suelos para vivienda masiva

Es un hecho que proyectos como La Hoja, ubicado sobre la calle 19 con carrera 32, destinados a determinadas poblaciones o que propuestas como la construcción de vivienda de interés social en los parqueaderos del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) en barrios del norte de la ciudad, no van más.

Hay un giro con el que se busca que Metrovivienda regrese a su punto de inicio. La actual administración va a retomar lo que comenzó hace 17 años.

Wilben Palacios Barrera, abogado de la universidad de Los Andes, tiene en sus manos las riendas de esa entidad que se creó en 1998, durante el primer periodo de gobierno del Enrique Peñalosa Londoño, con el objetivo de gestionar suelo a bajo costo para urbanizar con vías, redes eléctricas, acueducto, alcantarillado, parques, y para que los constructores desarrollaran vivienda con equipamientos como colegios, hospitales, parques, jardines infantiles.

Hoy la entidad que recibe este experto en políticas de ordenamiento territorial es otra cosa diferente.

¿Qué encontró en Metrovivienda?

Una entidad preocupada por proyectos de pequeña escala con intervenciones en una ciudad construida. En este último periodo se concentró en operaciones en el denominado centro ampliado y no en el suelo que Bogotá no ha podido desarrollar.

¿Y cuál fue el impacto que tuvo ese modelo?

Que no logró reducir el déficit de vivienda. No hubo reducción real de cifras del déficit (de vivienda). Ahora tenemos que atender unas 200.000 viviendas que están en déficit cuantitativo.

¿Por ejemplo…?

El impacto de la Plaza de La Hoja. Si bien se atiende una población, el nivel de viviendas que se genera no es muy grande.

Hay proyectos que pueden variar entre 400 unidades de vivienda a proyectos que pueden tener 40 o 90 unidades de vivienda, cuando en otros proyectos como los que se hicieron en Metrovivienda en las ciudadelas El Porvenir o El Recreo en Bosa, cada manzana podría llegar a generar 400 viviendas y eso en gran escala de proyectos podrían generar 10 manzanas para un impacto de 4.000 viviendas.

¿Y los resultados?

Con el anterior esquema, los proyectos que se hicieron en el centro no necesariamente generaron suelo nuevo para más proyectos, podrían haber generado en promedio 8.000 viviendas pero no se genera el impacto real porque si miramos viviendas construidas nuevas no alcanzan a ser mil unidades.

Entonces, ¿cuál es el camino de Metrovivienda?

El primer objetivo es reorientar la función, retomar la visión inicial de la creación, que fue la de ser el banco de suelos para Bogotá con impacto regional. Nuestra función es también atacar el déficit.

La función de nosotros es ejecutar proyectos integrales de interés social y dentro de ese rango está la vivienda de interés prioritario que es para los ciudadanos que no tienen la facilidad o los recursos de una vivienda más costosa que es del orden de los 70 salarios mínimos mensuales.

Cuando un particular no tiene como comprar, el Estado tiene que salir a gestionar el suelo para que puedan construirse ese tipo de viviendas

¿Y proyectos como La Hoja, se acaban?

La visión del alcalde es dar respuesta a todos los bogotanos. Y para dar esa respuesta es para los que no han podido acceder a vivienda, eso implica proyectos masivos, esfuerzo, continuar.

Dentro de esa continuidad está la población atendida por el Distrito, pero no podemos concentrarnos en una facción de la población. Nuestro deber es concentrarnos en las necesidades de todos los bogotanos.

La Hoja tiene unas inversiones similares a los 40.000 millones de pesos. Con esos recursos podríamos haber adquirido suelo para la generación de 32 hectáreas, generado 16 útiles para un número de 6.400 viviendas.

¿Cuál es la meta?

Nuestra visión es generar 80.000 viviendas orientadas a suelos como el plan zonal del norte, concretar los proyectos Usme, Ciudad Río y organizar un punto importante que tiene Bogotá que son esos suelos en Ciudad Bolívar –pueden ser sujetos de recuperación morfológica que busca evitar los riesgos–, contener los riesgos que fueron explotados y generar vivienda para los ciudadanos que más la necesitan.

¿Y los proyectos de vivienda en parqueaderos del IDU?

Eran cuatro proyectos que no generaban muchas viviendas. Casi 300 viviendas donde el impacto para las familias también era complejo (…). Si bien es importante la integración social hay que dar respuestas efectivas y no respuestas forzadas a las familias.

¿Y qué pasa en los casos de vivienda informal?

Demuestra que no se hizo la tarea funcional de Metrovivienda. Si tuviéramos suelo, podríamos dar una respuesta a los ciudadanos de menos recursos y controlar el fenómeno de los desarrollos informales.

Metas no se cumplieron

Según las cifras oficiales, durante la pasada administración se estableció una meta de 70.000 viviendas, pero las cifras reportadas por Metrovivienda señalan que solo se construyeron 2.113.

Así mismo, de las 110 hectáreas programas para gestionar suelo durante ese periodo, solo se lograron 64.
Se estima que el valor de una vivienda de interés prioritario (VIP) es máximo 70 salarios mínimos mensuales lo que equivale a 48’261.780 de pesos. Mientras tanto, se calcula que el valor de una vivienda de interés social (VIS) es de 135 salarios mínimos mensuales lo que equivale a 93’076.290 de pesos.

El presupuesto de la entidad para el año 2016 es de 28.000 millones para inversión y 9.000 millones para funcionamiento.” http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16521628

Las inversiones en tierras cultivables echan raíces en varias partes del mundo – WSJ

Las inversiones en tierras cultivables echan raíces en varias partes del mundo – WSJ.

El exceso de oferta deprime los alquileres de oficinas en América Latina – WSJ

“Tras un auge de la construcción en los últimos años, el mercado de oficinas en las principales ciudades de Sudamérica se ha visto afectado por la desaceleración económica y el derrumbe de los precios de los commodities.

En São Paulo y Rio de Janeiro, por ejemplo, la oferta de oficinas supera ampliamente la demanda, según la empresa de bienes raíces comerciales Cushman & Wakefield. La tasa de vacancia de oficinas en las principales zonas de São Paulo fue de 24,2% en el segundo trimestre, frente a un promedio de 13% en 2012. En tanto, el precio de alquiler por metro cuadrado cayó a US$37 en ese período, comparado con un promedio de US$71 en 2012, señala Gustavo Garcia, gerente de investigación de la firma. Agrega que, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos y Europa, no hay créditos baratos ni tasas de interés bajas en Brasil para fomentar la inversión inmobiliaria.

El mercado de bienes raíces comerciales en Chile se ha visto golpeado en el último año debido en parte a la menor demanda china de cobre, la principal exportación del país, lo que ha llevado a muchas empresas a cerrar oficinas. La tasa de vacancia de edificios de oficinas de primera categoría en Santiago alcanzó 7,8% en el segundo trimestre, frente a cerca de 1% en 2012, indica la firma de servicios inmobiliarios CBRE Group Inc., en tanto que en los inmuebles de menor calidad subió de 3% en 2012 a 13,1% en el último trimestre.

En Bogotá, el alquiler promedio en el segundo trimestre cayó 11,2% interanual, a 69.180 pesos por metro cuadrado, pero 32,6% en dólares, a US$26,76 por metro cuadrado,debido a la devaluación de la divisa local, de acuerdo con un informe de Cushman & Wakefield.

Por su parte, el mercado de oficinas de Buenos Aires empezó a mostrar señales de recuperación en el primer semestre de este año, según la firma. La tasa de vacancia de oficinas de primera clase bajó de 8,4% en el primer trimestre a 7,5% en el segundo, mientras que los alquileres subieron 4,5%, a US$28 por metro cuadrado.

ENLARGE

La situación en México, sin embargo, contrasta con lo que ocurre en Sudamérica.

…”

Inesante artículo WSJ que aconconsultar en su totalidad en El exceso de oferta deprime los alquileres de oficinas en América Latina – WSJ.

El auge de bienes raíces comerciales pone en alerta a los países desarrollados – WSJ

“Los inversionistas están llevando los precios de los bienes raíces comerciales a niveles récord en muchas ciudades del mundo, desatando preocupaciones de un posible recalentamiento.”

El auge de bienes raíces comerciales pone en alerta a los países desarrollados – WSJ.

Rascacielos en Bogotá y el decreto 562 que da vía libre a su construcción – Dinero.com

Bogotá dio vía libre a la construcción de edificios más altos con el Decreto 562 de 2014, una norma que divide a la ciudadanía y pone a pensar a los expertos sobre las implicaciones que podría tener en la calidad de vida de las personas, el espacio público y el desarrollo urbanístico futuro.

Dinero habló con la gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción para Bogotá y Cundinamarca, Martha Moreno, quien considera que “la ciudad no ha sido preparada” para asumir el reto de construir rascacielos debido a la “falta de planeación y del debido sustento técnico”.
“No nos oponemos a la construcción en alturas, siempre y cuando se cuente con la infraestructura necesaria”,  explicó Moreno, y argumentó que el decreto “deja de lado la  visión de largo plazo y se aleja de la institucionalidad”.
La directiva sostuvo que en el diseño de esta lgislación se omitió “la participación ciudadana y el Documento Técnico de Soporte”, elementos “obligatorios al momento de expedir normas urbanísticas”.
Al no tener esos requisitos, según Moreno, es difícil saber si la infraestructura de la ciudad, y particularmente la de las zonas definidas en el decreto, soportará “la demanda en términos de servicio y requerimientos en calidad urbanística para estos nuevos desarrollos”.
“Si después de hechas las construcciones, colapsan las redes y no llegan los servicios públicos adecuados, ¿quién les responderá a los habitantes?”, se preguntó Moreno, al hablar acerca de la viabilidad de estas megaobras.

▶ El lado oscuro de los rascacielos en Bogotá – YouTube

Video ilustrativo publicado por Cívico que explica como la ciudad no está preparada para que el 20 por ciento de su zona urbana se llene de altos edificios, que es lo que propone el decreto 562 de 2014; mostrando las diferencias entre reactivación y redesarrollo.

▶ El lado oscuro de los rascacielos en Bogotá – YouTube.

Movilidad en Bogotá: entrevista con Édgar Blanco – Bogotá – ELTIEMPO.COM

Que los huevos lleguen frescos, que la leche no se agrie, que las tiendas estén surtidas y que las verduras no se echen a perder.

Transportar las 12.000 toneladas de alimentos que a diario consumen los bogotanos, más otras miles de ropa, insumos para industria y mercancías, es una tarea de la que poco se habla, excepto si hay paro y el desabastecimiento amenaza.

Según Édgar Blanco, director de investigación en logística y transporte del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) los retos aumentarán, pues Bogotá se convertirá en una megaciudad dentro de cinco años, cuando supere los 10 millones de habitantes, igual que México D. F., São Paulo o Nueva York.

(…)”

Movilidad en Bogotá: entrevista con Édgar Blanco – Bogotá – ELTIEMPO.COM.

A %d blogueros les gusta esto: