Skip to content

Bogotá Humana y la crisis conceptual del Che Guevara.

by en abril 12, 2012

POR JORGE EDUARDO CASTRO CORVALÁN

En Bogotá no solo hay ricos y pobres.

Una de las cosas más graves que tiene el desarrollo teórico del Plan de Desarrollo Distrital “Bogotá Humana 2012-2016” al montar su base conceptual en el discurso de “quitarle a los ricos para darle a los pobres” es que se olvida que ni todos son ricos, ni todos son pobres.

En su esfuerzo maniqueo para crear dependencia a través de la zanahoria que le entrega a los pobres y el garrote con que amenaza a los ricos, el modelo de “Bogotá Humana” oculta el más complejo entramado que hay entre los extremos socio económicos de la ciudad. Y aún peor, niega la existencia de una dinámica en la que los pobres a través de aciertos que se deben principalmente a ellos mismos, y no a ningún político de turno, van mejorando su calidad de vida.

¿Cómo es posible que los pobres dejen de ser pobres sin la acción redentora de los estatistas?  Ese es el misterio que no se puede resolver conceptualmente desde la lógica Guevarista.

Los que creen que el mundo se divide entre ricos y pobres, y que el camino para que los pobres dejen de serlo es quitándole a los ricos por intermedio de los saqueadores, tienen dificultades para comprender una realidad social que sucede incluso en los capitalismos más intervenidos: los pobres con el tiempo dejan de serlo. O dicho de otra manera, después de los pobres viene la clase media.

Es terrible hablar de clase media, pero es más terrible no tenerla en cuenta. Y es claro que el Plan de Desarrollo no tiene ninguna reflexión sobre ella. Para el plan solo existen los ricos y los pobres. Los que no son ricos, los que no son pobres, se salen del marco ideológico desde el cual se quieren promover alzas de impuestos, intervenciones urbanas y endeudamientos.

Para Bogotá Humana simplemente la Bogotá de clase media no existe.

Los Guevaristas dando tumbos en Bogotá Humana

Un problema inmenso de promover en Bogotá la idea de quitarles a los ricos para darles a los pobres es que cada vez hay menos pobres. La disminución de la pobreza en el planeta genera grandes dificultades teóricas, políticas y existenciales a quienes se han dedicado a intentar que el estado sea el que lo haga.

Para algunos esa dinámica de clase media emergente, se daba en países grandes saliendo del comunismo o el hiperintervencionismo, como por ejemplo en China o India, para lo que no se prepararon los Guevaristas latinoamericanos, es que incluso en un capitalismo tan estatizado como el que se vive debajo del Rio Grande también los pobres poco a poco y sin estado ni revoluciones empezaron a dejar de serlo. En países como Brasil y México la clase media también se está expandiendo. ¿Por qué entonces iba a ser diferente en Colombia y especialmente en Bogotá?

A los Guevaristas de Bogotá Humana les quedaría perfecto el concepto: “si los números de la variable que buscas no te sirven para defender tu modelo, cambia de variable y trata de mostrar que es algo técnico”.

 
En Bogotá deberíamos celebrar lo que ha pasado en los últimos diez años en términos de reducción de la línea de pobreza. Celebrar y comprender. O mejor dicho, comprender para celebrar.

Cuándo el Plan de Desarrollo advierte sobre este fenómeno lo hace casi al margen, casi que de manera incomoda, como avergonzada, tratando de pasar de largo, como si lo que hubiera pasado no fuera en si mismo revolucionario, en el sentido más exacto y preciso del término.

“Bogotá ha reducido la pobreza pero no avanza en la disminución de la desigualdad. Entre el 2002 y el 2010 la incidencia de la pobreza por ingresos, o línea de pobreza, disminuyó. Pasó de 31,3% a 15,6%.” Pág 12.

Si se supone que lo importante para los Guevaristas son los pobres… ¿no deberían reflexionar más sobre lo que implica que en una década, con todo y los niveles de migración, desplazamiento, violencia, tanta gente haya mejorado su calidad de vida?.

Que la tendencia sea tan fuerte tiene que advertir que el elemento analítico principal es reconocer que Bogotá está dejando de ser pobre.

No es rica, pero no es pobre, que es lo que no pueden entender los Guevaristas, porque en su mentalidad binaria y maniquea, solo se puede ser lo uno o lo otro.

Tan difícil teóricamente es el tema de la disminución de la pobreza que van dando tumbos por otros conceptos viendo a ver si con ellos pueden justificar la intervención estatal sobre los recursos ajenos.

La  desigualdad aparece entonces como un primer salvavidas conceptual, sin embargo, no les sirve, tambalean, el índice de Gini, tan usado para estos efectos, les deja un flanco abierto cuando se revisa el tema por localidades.

“Entre localidades ‐ y desde la óptica de la segregación ‐ un Gini relativamente alto como el de Santa Fe, La Candelaria, Suba, Chapinero y Fontibón, indica que hay más mezcla social que en las localidades con Gini bajo como Usme, San Cristóbal y Ciudad Bolívar. En estas localidades, con Gini bajo, la población es relativamente homogénea en su pobreza.” Pág 15.

A los Guevaristas se les complica el que no se pueda enarbolar el índice de Gini cuándo todos son pobres.  O dicho de otra forma un índice de Gini sin ricos no sirve para propaganda.

Así que los Guevaristas que ya no pueden promover la disminución de la pobreza, porque los pobres están dejando de serlo sin su ayuda, y tampoco pueden usar el concepto de desigualdad para orientar políticas públicas cuándo se encuentran en territorios socioeconómicamente homogéneos. Les tocó encontrar un nuevo y más glamoroso concepto: la segregación.

Un término que sirve para entretener a algunos académicos y tecnócratas pero que finalmente no les dice mucho a los ciudadanos. “Vamos a disminuir la pobreza” o “vamos a disminuir la desigualdad” son frases que han arrancado aplausos y votos en todo el planeta… “vamos a disminuir la segregación”… no tanto. Si no que le pregunten a Peñalosa que convirtió la lucha contra la segregación en el apretuje diario en Transmilenio.

Ya será el momento de desenmascarar por completo a la segregación como nuevo ideal de los Guevaristas urbanos.

Por el momento, y para terminar, es mejor dejar la tabla sobre la disminución de Línea de Pobreza en 13 áreas metropolitanas que hay en el documento del plan de desarrollo, e invitar a cada quien que se imagine como será Colombia, y especialmente Bogotá en otra década de mantener esta tendencia.  Pero sobre todo, que reconozca y advierta las implicaciones que tiene el hecho de que en Bogotá está creciendo la clase media.

” pág 13.

Anuncios
3 comentarios
  1. Carlos permalink

    Definitivamente algo para pensar Jorge. Pero yo me pregunto ademas ¿Que seria de los Guevaristas sin los pobres? ¿a que se dedicarian? ¿que tanto les conviene que la gente deje de ser pobre?
    Como usted lo menciona la clase media es muy importante, esta formada por gente que trabaja para vivir, y que en general no se beneficia de subsidios, no le quita a nadie, y ademas tiene acceso a educacion de calidad (que inconveniente!). Que seria sociedad sin la clase media? Habrian solamente señores y siervos, eso es lo que pasaria. Claramente el feudalismo es muy atractivo para los gobernantes y a mi me late que lo que ellos llaman “ricos” son de hecho las personas de la clase media alta, que forman el continuo entre la media y la alta (claramente, je, je :p). A uno le queda la impresion que la clase media es la piedra en el zapato del estatista y que la consigna es que los verdaderos ricos puyen a los pobres en contra de la clase media (en vez de quitarse de enmedio y dejar que haya verdadera libertad de empresa, que es lo que en realidad tiene un chance de disminuir la pobreza, y aumentar la temida clase media), crear un abismo social entre clases, y regresar al comodo estado medieval en el que el monarca no tenia que preocuparse mucho del “que dira el pueblo de mi”. Saludos 🙂

    • Carlos me encantó su concepto: “la clase media es la piedra en el zapato del estatista” … hay mucho que rumiar en ese insight… De hecho yo soy cauteloso con el concepto clase media, pero frente a un guevarismo tan ramplón.,,, que solo ve ricos y pobres es una posibilidad pedagogica.

      Finalmente usted da en el punto aqui el tema es como mantener un modelo medieval del dueño del fundo y sus vasallos. Rico el que gobierna y pobres los que se dejan!!!

      Saludos!!!! 🙂

Trackbacks & Pingbacks

  1. El Guevarismo secuestra los sueños o ¿imposible Bosa estrato 8? « Renovación Urbana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: