Skip to content

Bogota Humana, Bogotá Fashion: El Verde el nuevo Rojo

by en mayo 8, 2012

POR JORGE EDUARDO CASTRO CORVALÁN

Del Rojo al Verde.

Ya casi para finalizar el análisis de la tragedia intelectual que es el Plan de Desarrollo Bogotá Humana, es importante afrontar y enfrentar un temita que sus autores utilizan como eje y guía de su acción coactiva: el verde.

En los tiempos que corren dado que la pobreza disminuye, y que cada vez más los Guevaristas de viejo y nuevo cuño se enredan al buscar nuevos temas, conceptos e indicadores para reivindicar la disminución de la libertad de los ciudadanos y meterle mano a sus ingresos, propiedades y oportunidades, el “verde” se ha convertido en el nuevo “rojo”.

Claro, el “rojo” en su momento fue el nuevo “azul”,  porque todo gobernante necesita un color que sintetice la superioridad moral que suponen debe ser defendida y preservada a través del garrotazo estatal.

La moral “azul” de corte religioso, dio paso a una moral “roja” revolucionaria. La promesa del “rojo” fue que el estado acabaría con la pobreza. Primero intentó acabar con la pobreza acabando con los ricos, después se pasó a una fase menos revolucionaria, fue la era del dirigismo, la pobreza se iba a acabar no acabando con los ricos, sino haciendo que el estado se convirtiera en el único empresario de los pobres. Una y otra vez el “rojo” falló en sus intenciones y ejecuciones.

En los países donde ni al “azul” ni al “rojo” se les dio tanto poder para que controlaran a garrotazos a los ciudadanos, o ya habían tenido poder y habían dado bastantes garrotazos dejando grandes memorias de sufrimiento,  fueron estos, los ciudadanos,  los que a través de sus intercambios, superaron la pobreza, generaron más ricos, no menos, muchos de ellos pobres que en una sola generación lograron su ascenso personal, y por supuesto, se convirtieron en verdaderos empresarios para los pobres.

El problema para los Guevaristas de viejo y nuevo cuño,  es que como a la mentalidad del color único, de la bandera militarista contra la sociedad se le fueron quedando sin peso sus posturas para intervenir en la vida y bolsillos de los otros… se hizo una transformación frente a los fines, dejando por supuesto intacto el problema de los medios: la imposición por la fuerza del criterio ajeno. Y ahí, en esa transformación, como muestra clarísima de la superación de la pobreza, los animales y las plantas se convirtieron en los nuevos pobres.

Cuándo la Represión se legitima en Insensateces.

Sin embargo, que la represión se vista de verde para dar apariencia de actualidad a la lógica de la moralidad a latigazos es independiente del plan de desarrollo de Bogotá. Lo que está pasando en Bogotá es la expresión en un caso específico de esta transformación en el anticapitalismo global. De hecho bastante tardío por la intensidad con que el rojo cubrió con violencia nuestras prioridades nacionales retrasando enormemente el proceso de mejoramiento en la calidad de vida de los más pobres.

Lo que agrega el Plan de Desarrollo son insensateces locales. Falacias cercanas que no pasan un buen análisis, ese buen análisis que no se puede hacer porque  es dentro de la intelectualidad distrital donde están los principales resonantes de tanto disparate. ¿O como se explica que los exalcaldes de los últimos 15 años se hayan reunido en su momento bajo la sombrilla organizacional de un partido “verde”?.  ¿O cómo se explica  que el alcalde que le ganó al más “verde” de esos exalcaldes retome de manera explícita el “verde” como contexto orientador de su plan de desarrollo?.

El primer punto que hay que tener en cuenta es que entre funcionarios, exfuncionarios, tecnócratas, consultores distritales, nacionales e internacionales, más contratistas temporales y personal administrativo, todos los responsables de decisiones de la ciudad han estado montados en el discurso institucional “verde”…. Desde hace más de una década!!!!  Tiempo suficiente para empezar a revisar las premisas!!!

Pero bueno al plan, porque ahí es donde aparecen perlas de esa insensatez verde que tiene en estado de inmadurez crónica a la ciudad desde hace bastante tiempo.

Insensatez 1: “El Río constituye el eje que articula la estructura ecológica principal del altiplano. Sin embargo, Bogotá no tiene tanta agua como nos parece. Dentro de la cuenca tan sólo hay una fuente importante de agua (el páramo de Guerrero) y las otras dos (los páramos de Sumapaz y de Chingaza) se localizan por fuera.”pág 2.

Este juego de adivinar el pensamiento ajeno es peligroso, pero por lo menos si se va a intentar valdría la pena con un poco menos de literatura: ¿Bogotá no tiene tanta agua como nos parece?. ¿Acaso hicieron una encuesta o censo preguntándole a la gente cuál era su percepción de cantidad de agua?. ¿Qué tanta agua el Plan de Desarrollo afirma que “nos” parece que hay?. ¿Qué tan grande es el margen de “nuestra” equivocación?

¿Y sobre las fuentes, cuál es el problema de crear, como se han creado, acceso a las otras dos?.¿Bogotá no debería tener acceso al agua de los páramos de Chingaza o Sumapaz?¿no debería desarrollar infraestructura para almacenar agua y distribuirla?

 Insensatez 2: “Esta circunstancia hace que los habitantes del altiplano y la ciudad seamos muy vulnerables a los efectos del cambio climático. Períodos de lluvias y sequías cada vez más frecuentes e intensos tienen consecuencias muy graves en la estabilidad geológica y de los suelos constituidos por arcillas expansivas. No podemos convertir áreas de protección en áreas de riesgo, al localizar, actividades, infraestructuras y viviendas, en lugares en los que sabemos que las inundaciones y las remociones en masa son muy posibles.” pág 2.

Alguien tiene que contarle al equipo de la Alcaldía que incluso antes de Colón en la ciudad había problemas de “cambio climático”. Que los chibchas parece que no entendieron eso de no localizar infraestructura y viviendas “en lugares en los que sabemos que las inundaciones y las remociones en masa son muy posibles”. Cuándo, según la leyenda, Bochica abrió el Salto de Tequendama para que corriera el agua de la inundación que había provocado Chibchacum, dejó como señal para que no olvidáramos las fuertes lluvias del altiplano al mismísimo Arco Iris. Y que terquedad desde entonces, porque empezando por los chibchas, pasando por los españoles y otros muchos migrantes sabiendo que “las inundaciones y las remociones en masa son muy posibles” han decidido venirse a la capital, e incluso algunos, lanzarse para alcaldes. ¿Será que Bogotá es un imán para la gente bruta? ¿ignorante?

Insensatez 3: “La cuenca alta del río Bogotá ha sido maltratada, y el Distrito ha avanzado a espaldas del Río, secando sus humedales y desconociéndolo como fuente de vida. Concebimos al Río como un tubo, como estorbo, como una cloaca y no reconocemos su carácter de sistema complejo que incluye sus humedales, áreas de descarga, páramos generadores y bosques protectores.” pág 2.

¿“El Distrito ha avanzado a espaldas del Río, secando sus humedales y desconociéndolo como fuente de vida.”? Ni aunque se refiera a la administración distrital  cuándo dice “distrito” puede el plan de desarrollo afirma que al secar los humedales los desconoce como fuente de vida. Cuándo si por una razón se secaron los humedales fue para permitir la vida, claro, la vida humana. La de los más pobres. No se secaron los humedales porque se quisiera hacer daño a las aves, los anfibios, las mariposas, las flores y las plantas, se secaron los humedales porque había que crear espacios para familias que estaban luchando por la supervivencia. Donde se secaron los humedales emergió la vida humana.

Y es tan pretenciosa y arrogante la actitud frente a nuestra especie que es incapaz de agradecer el inmenso beneficio que tuvo para la vida, la vida humana, el que hubiéramos podido aprovechar el Río como cloaca. Nada menos estorboso y más útil para la vida humana que un buen sistema de desagüe sanitario. Son los autores del plan de desarrollo quienes le tienen asco a la naturaleza, y quisieran que la interacción con ella fuera como una estática y maquillada postal turística,  son ellos los que subestiman y menosprecian lo que el Rio ha hecho por la ciudad.

Insensatez 4: “La densificación verde y sin segregación y la preparación para enfrentar el cambio climático disminuyendo la producción de gases de efecto invernadero, obliga a replantear los proyectos urbanísticos y de transporte que excluyen al otro, y que no aprovechan las ventajas de las nuevas tecnologías.” Pág 3.

En una ciudad que lleva celebrando el día sin carro durante más de 10 años, hablar de “replantear los proyectos urbanísticos y de transporte que excluyen al otro” es un insulto. A menos que estén diciendo que vamos a hablar de nuevos trayectos para carros, ampliaciones, puentes, viaductos y en general de infraestructura que realmente “aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías”. Mejor dicho, que empecemos a hablar de las razones porque la administración distrital va rezagada en el mejoramiento de calidad de vida de los habitantes, y porque como estrategia ha usado el complejo de culpa ciudadana para ocultar su incompetencia en la producción y mantenimiento de vías urbanas.

El punto es que los debates sobre los modelos “alternativos” y de transporte “masivo” han generado cortinas de humo para evitar el hecho  puro y duro de que la gente quiere andar en carro, que paga por andar en carro, y que por lo tanto la administración distrital debería generar espacios adecuados para usarlo.

Eso al margen de soportar su represión en un supuesto cambio climático que está cada vez más cuestionado y que es especialmente debatible en una ciudad que proporcionalmente no tiene tanto impacto en el efecto invernadero.

La “Alternativa” “Medioambiental”: El capitalismo

Si realmente los técnicos quieren mejorar la “armonía” con la naturaleza deberían empezar por fortalecer la armonía entre las personas, y esa armonía entre las personas emerge principalmente del intercambio voluntario. Es decir del comercio.

De hecho gracias al comercio sabemos que lo único que tiene un impacto positivo en el medio ambiente es la innovación, porque toda innovación implica un mejor aprovechamiento de los recursos escasos.

Y cuándo me refiero a innovación, me refiero por supuesto a mejoras valoradas a través de la rentabilidad financiera, el criterio que permite tener un común denominador en la calidad del aprovechamiento de los recursos que tienen los seres humanos para lograr sus fines.No hay un indicador que permita una mayor armonía entre los seres humanos y la naturaleza que la rentabilidad financiera. Pero claro la rentabilidad financiera no es “verde”… es multicolor… como la luz del sol… que le da la vida a las plantas, los animales y por supuesto, aunque algunos se les olvide: a los seres humanos.

Anuncios
5 comentarios
  1. Si la administración distrital supone que ¨Bogotá no tiene tanta agua como nos parece¨, no se entiende la razón por la cual regala el liquido.

  2. Carlos permalink

    En la epoca “azul” el monarca era representante de Dios en la tierra, por lo que habia que obedecer lo que dijera, sin importar que tan estupido o dañino fuera, por que estaba respaldado por expertos (su corte y el clero) y claro, los de las espadas. Para que la gente tubiera tiempo de agradecer los favores recibidos se les permitia celebrar fiestas como “la Ascencion”.
    Luego en la epoca “roja” el partido era dios en la tierra, por lo que habia que obedecer lo que digera, sin importar que tan estupido o dañino fuera, por que estaba respaldado por expertos (los mismos miembros del partido, claro) y por supuesto, los de las escopetas. Para que la gente tubiera tiempo de agradecer los favores recibidos se les permitia celebrar fiestas, aunque con una nueva nomenclatura, “la Ascencion” paso a ser el “dia del hombre”.
    Viene la epoca “verde”, en donde el gobierno es el unico representante de gaia (la madre tierra), por lo que hay que obedecer lo que diga, sin importar que tan estupido o dañino sea, por que esta respaldado por expertos (el indio amazonico y “cientificos” a los que se financia para que poroduzcan un resultado ya determinado), y se espera que esten los fusiles apuntando a cualquier manifestacion de inconformidad. No se con que iran a reemplazar el “dia del hombre”.

  3. Carlos permalink

    A proposito del cambio climatico, parece que los politicos se tienen que actualizar (el timo del tal “man made global warming” ya no tiene defensa), ahora es la “biodiversidad” lo que tienen que poner en su retorica: http://www.guardian.co.uk/environment/2010/may/21/un-biodiversity-economic-report

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: