Skip to content

La Bola de Cristal y El POT

by en junio 7, 2013

Foto Lady ArbelaezPOR: LADY ARBELAEZ ARIZA

Después de leer cada artículo del proyecto de modificación excepcional del POT no encontré cuál es la ciudad deseada detrás del proyecto de normatividad.

Cualquiera con mediana información, me responderá que eso no sólo no es verdad, sino que es evidente que hay un claro enfoque hacia el centro ampliado y que la línea es redensificar, a lo cual creo poder responder que eso es cierto, pero que se trata de una lectura muy superficial del asunto.

Diré también que la vida es una en el papel, otra al nivel del suelo y otra desde la densidad y la altura. Para hacerme entender quiero presentarles la ciudad mirada hacia el suroccidente desde un punto muy alto en la Ciudad:

 Bola de Cristal

A la pregunta: qué se vé? La respuesta es: baja densidad y poca altura.

Por eso, para desarrollar los predios que vemos “hay que pasar el bulldozer”, y esa es la razón por la que el proyecto hace un uso más que estratégico de la redensificación, ya que tiene por el objeto generar altura sobre todo el área que se observa.

Si alguien es al menos un poco inquieto, preguntará a quiénes hay que desplazar para redensificar. La respuesta es: a los habitantes y trabajadores de la zona de tolerancia.

De ahí interpreto, haciendo uso de la bola de cristal, que l@s “antigu@s” trabajador@s de la zona de tolerancia, requerirían al menos en principio poderse ubicar “en altura” y densificar igualmente la prestación de sus servicios.

He visto conclusiones preliminares de diferentes estudios que dicen que ese suelo que es el más rico de la ciudad y que lo tienen los especuladores, quienes esperan la acción del Estado proveedor de redes de servicios (como es su deber) para lucrarse más que desproporcionadamente de las rentas que deriva el suelo, esto es sólo una nota marginal.

Ahora, en una “distancia” tan larga entre la vivienda y los centros comerciales especializados en servicios sexuales, es muy probable que sea necesaria sino imprescindible la mezcla de usos.

A esta receta debemos agregarle la reorganización de tierras y sumarle (restando) las cargas por generación de vivienda, que sólo en la redensificación podrían no llegar a ser un juego de suma cero.

Es más, sólo en esta lógica la ausencia de jerarquías normativas que narra el POT cobra sentido, hecho que podemos considerar exótico; lo anterior, se iguala a la posibilidad de edificar sin dejar parqueaderos, pues es evidente que después del bulldozer y luego de densificar, no quedará mucho espacio para parqueo. Sólo el que posea automóvil sentirá el impacto de la medida.

Bien ha dicho ONU Hábitat, sobre el derecho a habitar algo más allá de una vivienda, pues el espacio público construido producto de urbanismos nuevos, que no veremos en el centro ampliado, cobra relevancia dado que al hablar de redensificar no es posible generar nuevos espacios de interacción ciudadana. En otras palabras, conservaremos las tramas urbanas y elevaremos los edificios, sin percatarnos de que las edificaciones son para los seres que las habitan.

De lo anterior, que no son sino meras conjeturas de alguien que leyó el POT sin encontrar la ciudad que éste esconde, y luego miró la ciudad hacia la que se dirige la norma que está siendo discutida en el Concejo de la ciudad, siguen otras elucubraciones.

Esta dinámica de ciudad, para no desbordarse tiene que ser acordonada por dotaciones básicas, de ahí que se esté intentando rodear al centro ampliado de una zona de preferencia por ocupación dotacional y de servicios, motivo por el cual más allá de ésta veremos cómo la norma urbana se hace más estricta.

Lo que dice el Alcalde parece ser cierto, la Administración desea que los más pobres sean dueños del suelo más rico, la pregunta no debe ser qué, sino para qué se hace esto. No sé cómo retener las rentas del suelo puede ser una estrategia de redistribución social, si uno no espera que los “pobres” se comporten como negociantes de suelo.

Ahora bien, personalmente soy del criterio según el cual la norma urbana debe tener la virtud de inducir modificaciones sobre el precio del suelo para hacerlo asequible a ciertos desarrollos como la vivienda y otros servicios básicos, pero cuando una idea como la que encarna el POT se lleva al extremo pone en riesgo segregar a la población, y segmentar a la sociedad.

Esta idea, no sólo parece cosificar a las personas a quienes pretende localizar desconociendo sus preferencias de localización, sino que omite que no estamos preparados socialmente para la mezcla de estratos. Por algo esa proporción que la ley ordena dejar para la VIS/VIP no se ubica en los estratos más altos, y la misma norma reconoce que se puede pagar o compensar en área.

Por otra parte, el Distrito debe afrontar la responsabilidad si no económica, si civil que le corresponde por permitir los asentamientos formales e informales que hoy dice querer contener, y que de hecho podría querer movilizar hacia el suelo más valioso.

De lo anterior podemos concluir que una idea tan radical como la que concierne al POT puede ser el principio del desorden urbano.

Respecto a esta ciudad, que se ha formado al vaivén de los tiempos y huyendo de las crisis, se debe reconocer que es mucha la inversión que le falta, que la economía es una sola y que no podemos jugar el juego amigo-enemigo entre ricos y pobres, porque aquí probablemente muy pocos calificarán como ricos, aunque todos somos ciudadanos.

En este sentido, las medidas de que trata la modificación al POT nos pueden conducir a un escenario como el que la bola de cristal sugiere, por ello miro con preocupación la marginalidad que puede provocar modificar el POT como se está planteando, aún si con ello busca una sociedad aparentemente más justa.

Como dijera una de las personas que más admiro en temas urbanos, hay que soñar una ciudad distinta y luego dedicarse a trabajar para ella. Por ello, en vez de concluir prefiero preguntarme si la ciudad de la bola de cristal es la ciudad que queremos?

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: