Skip to content

Peatonalización del Centro, Ciclistas y Otros Avatares…

by en septiembre 15, 2014

Foto Lady Arbelaez

POR: LADY ARBELAEZ ARIZA 

Hace unos años, cuando trabajaba en el IDU, en la transición entre Enrique Peñalosa y Lucho Garzón, siendo crítica de las ideas de ambos, recuerdo con claridad la razón por la que se adoquinó el eje ambiental… éste iba a ser peatonalizado.

En medio de las discusiones se dejó “en claro” que la peatonalización del centro tenía dos prerrequisitos que no estaban dados, un sistema de transporte adecuado y parquedaderos para que la gente dejase sus carros antes de entrar al centro… esa fue una de las motivaciones del Fondo de Parqueaderos, y de no haber realizado la peatonalización hasta que la ciudad estuviera preparada.

Digamos, para hacer corta la historia que pasaron muchas cosas, unas convenientes, otras necesarias, y se decidió que la alternativa de movilidad para el centro también era Transmilenio y que éste recorrería el eje ambiental.

Yo, que aprendí a soñar la ciudad en esa época, pensaba encantada en recorrer el centro a pié unas veces y tomar un tranvía, por ejemplo, otras. En dejar el carro parqueado en una ubicación triple “B” (Buena, Bonita y Barata) y en disfrutar calles y avenidas… El sueño no llegó, y a cambio se convirtió en pesadilla!

Lo que hoy me pregunto es cuánto he cambiado o que tan mal está siendo ejecutada la idea.

El centro cada día está más deteriorado, programas como la resocialización de la que se encargó en una época el IDIPRON bajo la dirección del padre Javier de Nicoló, no existen más. Los gamines sin opciones y sin vigilancia, se vuelven hampones. Y las bicicletas y los ciclistas son una minoría que amenaza a todo lo que se mueva con su tiranía, en más de una ocasión.

Cuál es mi problema con las bicicletas y los ciclistas? Bueno, en realidad son dos:

1) El empoderamiendo del que son parte les hace creer que son invencibles, en especial donde se desarrolla infraestructura especializada para las bicicletas. En otras palabras, ser ciclista hoy no exige responsabilidad de parte de los ciclistas y eso los convierte un peligro para sí mismos y para la sociedad, y una transformación como la que vivimos amerita exigirles censos, identificación (placas), impuestos y seguros tipo SOAT, cubriendo al menos el riesgo ciclista y riesgo peatón, por no decir el riesgo rayón de carro por pasar por donde no caben.

2) Los insultos y agresiones de ciclistas a peatones y conductores de vehículos comienzan a ser más frecuentes, es decir que hay un cambio psico-social que va más allá del individuo ciclista y que lo pone en posición de dominio social.

Por todo lo demás, la salud, el deporte, la buena onda con la que los ciclistas llegan a trabajar y la combinación entre optar por un transporte barato que brinda beneficios personales y sociales, la bici y sus usuarios son lo máximo, y claro que creo que podemos coexistir, pero no cuando unos creen ser mejores que otros, y por no ser obvio aclaro que los peatones tampoco son mejores y que con los conductores pasa lo mismo.

Mucho de lo que nos falta es recuperar el respeto por la vida como valor y por cada ser que la posee. Y en el ámbito de la movilidad, reconocer en el peatón un sujeto de derecho al tránsito.

Ahora, caminar el centro de hace unos años no es lo mismo que ahora. La limpieza, lavado de vías, parques, plazas y plazoletas es precaria y nos están invitando a creer que lo correcto no es llegar a acuerdos o consensos, o incluso a fijar reglas de comportamiento, sino a aceptar la imposición del más fuerte.

Está ciudad se ha venido enfermando de muchas cosas y ha enfermado a quienes la gobiernan. A los segundos de magalomanía, a los primeros de complejos de superioridad e inferioridad, y nos está convirtiendo en víctimas o en victimarios. Nos polarizan!

En otras palabras, juegan con nosotros y nosotros aceptamos el juego. No opinamos, no decimos, aceptamos en silencio…

Para finalizar, sin concluir, reitero que no me molestan los ciclistas y tampoco la peatonalización. Veo a cambio problemas que gritan por ser resueltos, personas con movilidad limitada que necesitan soluciones, vías deterioradas (como la Calle 19), personas que trabajamos en el centro y que entramos y salimos de éste en el transcurso del día y no queremos o no podemos subir a las idílicas bicicletas del DC, y veo una ciudad en la que la tiranía de las minorías es un riesgo latente!

Tomado con autorización de: http://goo.gl/GM7VvX

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: